Click para leer sobre mis viajes...

jueves, 30 de junio de 2011

"Efectos secundarios" de la donación de sangre

Ayer vi al autobús de donación de sangre junto a la biblioteca en la que estudio y recordé que habíad dejado una serie de cosas pendientes para este post sobre la donación en sí misma.

¿Por qué hay un límite de peso?
En una donación de sangre se extrae un volumen de 450 mililitros.
Se puede hacer un cálculo rápido para saber la volemia (volumen de sangre circulante) de una persona.
Hombres:66xpeso en kg= volumen en mililitros
Mujeres: 62-60xpeso en kg= volumen en mililitros

Por lo tanto, si una persona pesa menos del límite mínimo establecido (50 kilos) tendría como máximo, en el caso de ser un hombre, 3300 mililitros de sangre, 3000 si se trata de una mujer.
Se considera hemorragia leve una pérdida de hasta el 15% del volumen total de sangre, y esto sería, en alguien más pesado de 50 kilos, justo 450ml. De sobrepasasar este límite, estaríamos ante una hemorragia moderada, que podría tener consecuencias un poco más serias.

¿Me puedo poner enfermo después de donar?
Una hemorragia leve, como la que se sufre tras una donación, apenas da síntomas, aunque en algunas ocasiones, después de donar (y sobre todo si no se ha repuesto el volumen tomando líquidos, o se pasa demasiado tiempo de pie) se podría dar un síncope vasovagal. Esto es, básicamente, que el cuerpo reacciona frente a la falta de volumen, se estimula el nervio vago, desciende la frecuencia cardiaca y la persona se siente mareada o se cae redonda, sin mayores consecuencias. (Y se trata de algo relativamente común).

Como en cualquier momento, una persona puede encontrarse mal después de donar. Tener diarrea, resfriado...o cualquier otro tipo de infección. Esto no tiene absolutamente nada que ver con la donación (ésta se realiza en unas condiciones higiénicas suficientes como para asegurar la seguridad del donante) pero sí puede interferir en el proceso de donación.
Hablando rápido, si a las pocas horas o días de haber donado tienes una infección, seguramente el bicho ya estuviera dentro cuando donaste. Los receptores de esa sangre suelen ser pacientes inmunodeprimidos, para los que cualquier infección puede suponer un riesgo muy alto.
Por ello, si después de donar sangre tienes fiebre o te encuentras mal, lo mejor es ponerte en contacto con el centro de donación y comunicárselo.

7 comentarios:

  1. Desconocía parte de la información. GRacias. Yo no puedo donar por estar tomando una medicacióon...y me dá mucha rabia. Un besito

    ResponderEliminar
  2. muy intreresante esto, siempre me habia preguntado porq no se podía donar debido al peso y veo que no hay razón aparente, no deja de ser curioso
    bess

    ResponderEliminar
  3. *Yaves: sí hay razón aparente, de hecho la explico en el post...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por los consejos, un besitooo!!!

    ResponderEliminar
  5. una donacion de sangre puede hacer q haya un aumento de peso en el donante?

    ResponderEliminar
  6. No, de hecho lo que sí puede haber (aunque momentáneamente) es una pérdida de peso debido al líquido perdido (en forma de sangre) que se recupera rápidamente

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails